domingo, 2 de noviembre de 2008


Un rectángulo de bulevares y una serpiente de agua
en uno de los ángulos....
por allí deambulan sueños... dormidos, rotos y nacientes.
Mis pasos de a millones han hecho remolinos, han subido mucho más arriba que este satélite... (y sí Fito, ya no alcanzan...).
Limitado campo de amores y catástrofe, de esperanza y milagro, difícil de dejar... de olvidar....
imposible andar por allí sin cantar nada.

No hay comentarios: