jueves, 30 de abril de 2009

pichon de paloma sobre citroen, 2am.

corazón de chapa al revés
en el reino del derecho y el árbol que te espera...
caído de algún cielo por vivir
ojos de vidrio de la noche que lastiman la hondura...
y aquí estamos: vos sobre un antiguo techo móvil,
yo sobre tu sueño desvelado por excesivos neones
y buscaremos luego el cielo en el día,
otro día donde los techos estén alejados
y al derecho... tu sombra y mi sombra están al derecho
encima de los techos de otros techos de otros días...
citroen del sesenta te sustenta
con todos sus soles a cuestas y vaya a saber que noches,
no te duelen tus ausencias de rama
ni de madre dormida... mamá paloma
que no ve los noticieros ni le importan
los autos desaparecidos por más falcon aceituna que sean
sólo ve un citroen naranja
así, sin los puntitos sobre la "o"
porque es "o" de palOma y no de sueños
de capital francés
corazón de chapa al revés
que nunca podrá caerse
como vos de tu vuelo...
salvo que a un niño se le ocurra
una piedra, o que a un grande
se le antoje un viaje a través de las piedras
estas que lastiman el paso
de este, del que camina a ningún lado.

sólo es eso: un citroen durmiendo
bajo el insomnio del pichón.
y el suelo desvelado de mi paso
es un techo de un auto al revés
que quizá se le antoje un viaje por mis piedras
o quizás a un niño se le ocurra una piedra
contra mis soles a cuestas
y vaya a saber qué noches
de pichón insomne sobre un citroen
tan gastado y argentino
que se quedó sin diéresis.
... y la diéresis, esos puntitos olvidados
por pichón y citroen a la vez
si mal no recuerdo van sobre la "e"
pero mal recuerdo pues la madrugada
y el citroen y el pichón y el insomnio de los tres
ya se han puesto al revés.

No hay comentarios: