domingo, 17 de mayo de 2009

El Estilóbato IV: El Sol


... sí, después de las noches más largas sale el sol...
después de las pesadillas y aún de los buenos sueños
después de las risas y los llantos, siempre viene el viento del amanecer
para traernos la luz, aunque a veces sea la luz que no queremos
aunque a veces el sol nos lastima, pero siempre la luz se llama esperanza
pero siempre la luz es un brote verde brillante que nos despierta y nos empuja
a caminar nuevamente y a buscar la risa nuevamente...
video


¿y qué fue toda esa gente si no?, llenando un galpón y callándose y riéndose y hablando y reencontrándose... no sé si toda esa gente se dio cuenta, estuvo allí y listo. Creo que aquellos que vivimos en burbujas de Jabón Camello lo notamos, nos quedamos a la orilla y damos cuenta de ello.
No sé qué es, nunca lo sé ni lo sabré, pero ahí está eso que siempre busqué: papeles en el piso, recuerdos de días... tal vez la Casa Roja es otra casa hoy, pero ahí está, con sus puertas dejando entrar los hálitos ininteligibles de la madrugada, los amigos, los sueños de nunca jamás, el espacio para seguir escalando ilusiones hasta los techos inasibles de cada uno, el ruido, el silencio, el espacio para repensar cada paso dado y por dar, la historia de mis pasos, de mis letras gastadas, los bulevares que ya no camino, los caminos de los que me voy despidiendo poco a poco, las sombras de mi sombra que tienen menos valor que una brisa de otoño... (continuará, tengo el sueño quebrado al medio como esta luna menguante...), pero quería dar testimonio de que las personas "poco serias" tienen otra vez su lugar para encontrarse en "otro lugar"... mal que les pese a los serios anónimos y aerodinámicos (incluso a mí).

¡sí señores serios y grandes, esta gente deja papeles en el piso!, en ese mismo piso al que limpiaron, y le sacaron sus suciedades de olvido, y lo ensuciaron con manchas de corazón, con recortes de sueños cantados, con diarios de la diaria esperanza de crecer con risa aunque nos duela....
sí señores grandes, esta gente tiñe de corazón por donde pasa...
¡no me digan que ven sólo un galpón amarillo!




"... desperté de ser niño, nunca despiertes/triste llevo la boca/¡ríete siempre!..."

(Miguel Hernández- Nanas de la cebolla)


No hay comentarios: