domingo, 19 de julio de 2009

Homenaje al Maestro (amigo-abrigo-artilugio contra el frío)




Sí Maestro,
como entonces
porque "un carnívoro cuchillo de ala dulce y homicida..."
describe vuelos alrededor de mi vida
y me encandila con sus brillos.
Porque en tu sabiduría de Perito
me enseñaste cuando fue
"la hora de mi luna menos cuarto".
Porque también supe que
"mi sangre es un camino"
y que la misma
me "empuja a martillazos y a mordiscos"
y porque también "me llamo barro" aunque tenga otro nombre
y porque tengo hoy el silbo vulnerado
y "si es por doler, me duele hasta el aliento"
y porque también sigo y persigo como el toro
"como el toro burlado, como el toro..."

y a veces cuando "la muerte toda llena de agujeros"
me reclama desde el espumoso barbecho de mis despojos
le impongo la mordaza de tu voz escrita
y tu altitud de palmera
porque sé que tu alma colmenera
pajarea por mis alrededores
y aunque "tengo estos huesos hechos a las penas..."
"retoñarán aladas de savias sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida..."
y aunque sé que nunca
"cesará este rayo que me habita,
el corazón de exasperadas fieras"
y aunque a veces mis palabras sean
esos cuernos del burlado toro:
"dos pensamientos de muerte edificados"
volveré a tu huerto y a tu higuera
"por los altos andamios de las flores"
y a tu prodigio de colmena y limonero
que batallan como vientos de pueblo
contra eldolor de la amarga sepultura
para gritar si es preciso
a tu lado y al lado de Joan Manuel:

"¡dejadme la esperanza!
¡dejadme la esperanza!
¡dejadme la esperanza!".


entrecomillado de Miguel Hernández (el Maestro)


...a Gerardo, queriendo "apartar la tierra parte a parte para desamordazarte y regresarte,
que tenemos que hablar de tantas cosas, compañero del alma... compañero."




No hay comentarios: