miércoles, 22 de julio de 2009

P4R



...voy despacio casilla por casilla
y nunca vuelvo, no puedo volver
voy de a poco, lento, y a veces me detengo
voy adelante, nunca vuelvo y a lo sumo
me cruzo de vereda
no me prestan demasiada atención,
casi ninguna,
voy adelante y a veces
parezco dormido, detenido, quieto, muerto...
pero voy, nunca vuelvo
soy el peón, nunca vuelvo.

Intuyo historias alrededor
olfateo trampas, voy adelante, nunca vuelvo
advierto planes que me rodean
planes dentro de planes dentro de planes
sospecho que alrededor
los que se mueven más rápido
tejen sus historias
nunca advierto el peligro, voy para adelante
intuyo, advierto, sospecho
el viento de una línea de alfil
un paso aplastante y equino
otro peón que me invada la vereda.

Intuyo planes, trampas,
juegos dentro del juego
movimientos sutiles
como peces en la turbia correntada
huellas azules de pájaros
pero voy adelante si no me detienen
si me detengo espero
espero el momento de volver adelante
parezco dormido, detenido, quieto, muerto...
pero voy, nunca vuelvo
soy el peón, nunca vuelvo.

Intuyo tejidos, trampas, juegos
y les paso al lado
advierto, sospecho, intuyo
el viento del paso del alfil
amenaza mi pequeña vela
pero sigo adelante, soy el peón
llevo mi pequeña luz
voy lento hacia adelante, nunca vuelvo.

Dicen que al final hay una última casilla
desde donde se puede mirar
cómo se acaba el juego
dicen también que se ve más claro
y dicen también que las trampas
las intrigas, las intuiciones
conducen siempre al mismo lugar:
un desierto tablero.

Voy adelante, y a veces espero
nunca vuelvo, soy el peón
voy adelante a buscar la casilla final
donde dicen que uno también
puede volverse poderoso
ir y volver, ser veloz
voy adelante a buscar la casilla final
no me importa transformarme
sólo espero mirar y reir
el final de las sospechas, las intrigas
los nudos deshechos de la urgencia
la misma urgencia deshecha en el desierto
los ridículos enroques, los ademanes
los resplandores...
sólo llevo mi pequeña vela
y me sentaré a esperar
y quizás sin quererlo me transforme
en la orilla del juego final.
Nunca vuelvo,
soy el peón.



1 comentario:

Cuadriculado Edelmiro dijo...

¡Delicioso manifiesto Trebejo!

...jaque viva.