jueves, 25 de junio de 2009

Hoy...


... siempre es hoy para el dolor...
"siempre el dolor parece recién nacido" M. E. Walsh


hoy sepulto el sueño de la lluvia hecha risa
junto a la última golondrina
que derriba este frío de junio (¡cómo duele el frío hoy!)
hoy se pliega la magia de las alas de letras
hoy derrumbo el castillo de un certero tincazo
en el borde más bajo del naipe más bajo
hoy se rompe la magia de la espera
hoy se quiebran las letras de un millón de cartas
todas diciendo lo mismo: "sólo quiero volar"
hoy se desgrana el sueño en las últimas hojas...

hoy se nos enturbió la correntada, hermano de agua
hoy somos sólo dós ángeles que han caído en olvido
acostados en la sombra y heridos de carteles
hoy perdimos el rumbo hacia el mar y la luz
hoy nos sangran las riberas
cada una con su zamba:
la de ayer olvidada
con su roto rasguido que rasgando rasguños
nunca pudo nacer...

hoy me asusta esa cama donde debiera dormir
pero el sueño está en blanco, pero el sueño no está, pero el sueño...
es el ala de una risa plegada
golondrina final, recuerdo de la luz
flor nacida en la lluvia
la misma que hecha risa
hoy sepulto junto al vuelo quebrado
de ese sueño de ayer.

Dolor Recién Nacido: apresurate a crecer junto a esta luna...
así morís de una vez!




domingo, 21 de junio de 2009

Papá marino

"...ay! tu afán, por sembrar de esperanza el camino./soy tu panal y esta gota de sal, que hoy te llora Nonino..." E. Blazquez





Marinero todo de blanco que nunca te fuiste del todo
tus manos habitan los rincones
los martillos hasta el último clavo
tus arpilleras repletas de lanas
(tus manos que no querían irse)
tu afeitadora sin poder armar, tu firma quebrada de niñez anciana
(tus últimos días de rota habilidad... dolor... tu último dolor)
pero el mar... ese dolor de joven despedida
te quedó en los ojos
el mar del que volviste para empezar nuestras vidas
se te metió en el corazón hasta volverlo cielo
al mar le mandabas mensajes
por caminos de tanza y espinel
yo era uno de ellos
y al mar le dijiste: "por él te dejé"...

... un día yo fui al mar (allá donde estuviste y el frío de tan frío es azul)
y le dije: "yo fui el niño de los mensajes de tanza"
... el mar no dijo nada, no hizo falta.


...un día, hace minutos
llegaste a ser un niño que no volvió nunca más
de una infancia de juegos de madera
y un día frío-azul-marino como hoy
te fuiste en un barco invisible
tapando con párpados fríos tu mar...

creo, que el mar hoy ha dicho algo...
creo que el hermano de agua dulce
padre de todo nuestros peces
ha llevado el mensaje de ceniza
que una tarde de abril sumergí:

mis ojos leen en voz alta de sal y agua dolida
(lágrima: tanza del mar para mensajes)
el mar ha dicho: "tu padre marino regresó".

desde mi corazón azul-marino y su eterna deriva, para vos, papá marino Marcelino...

tu hijo Marcelino

Nada, digo


Digo nada, pero la nada es el silencio que gané
allí en el borde de tu risa.
digo nada, pero la nada es ese espacio donde se durmió el verano
bajo la sombra de un gorrión muerto de frío.
digo nada, pero esta nada es tanto
es tan pesado el silencio, que lo soporto
desde este abecedario que castigo
con la nada de mis dedos con dolor de guitarra
Nada dijiste y fue una luz
nada digo y la luz se desvanece
nada decimos y habrá un canto final
que tendrá el eterno aroma del misterio
nada diremos cuando calle la intriga
cuando los juegos, las mentiras,
los silencios, los casilleros de pronombres
los chistes de dudoso efecto
caigan como una muerta golondrina retrasada
en el olvido que es lo mismo que la nada...
nada diremos... no fue nada.

¡cómo me duele esto, mucho más que nada!

... a mí, que en tu memoria soy casi nada.