jueves, 12 de noviembre de 2009

Te toco


Te toco con versos trasnochados,
con algún canto quebrado de sueño,
con un sueño de espada-lapicera
tinta de alcohol y memoria
(lanza del ayer en el costado,
cosquilla que al final me hiere)
equilibrista sobre seis cuerdas flojas
que nunca se detienen...


Regreso mareado de vos...¿regreso?,
tropiezo conmigo volviendo a casa...¿volviendo?


Estoy desnudo, desarmado.
Te develé el corazón,
lo desvestí como a un gerrero tonto,
(sus armas son sólo guitarras y palabras indomables).


Te toco con versos que son besos
te beso con versos que son dedos,
amor de ninguna madrugada;
te abrazo, te innundo, te acaricio,
te toco con versos,
sé que volveré a dormir...
¿volveré?
te toco con versos...
 ¿te toco?
te beso con versos...
¿te beso?
(pregunta el corazón, un guerrero tonto borracho de vos)


domingo, 8 de noviembre de 2009

Decime...


decime por cuál sombra me escapo de tus ojos
para volver a mí
decime en qué infinito bulevar no escucharé la lluvia que se fue
la que embarra mis días con tu sol
con tu exceso de mañana, decime...
decime la clave para huir de la burla
de todos mis espejos
decime la palabra que no encuentro entre tantas, decime...
decime en cuál de todos los monumentos que edifico
se me ha perdido el sueño, decime...
decime cuál de todas estas lunas
me cortarán la luz de la esperanza, decime...
para quedarme quieto
para callarme de una vez
decime en qué sombra esconderme
para volver a ser aire nada más que ya no cante, decime...
decime un río que me desaparezca
decime una nota mejor que me deslice a la nada
decime una medida de alcohol que me destruya
decime una flecha, un cartel verde
donde pueda escapar
decime el silencio, decime...
para la atolondrada boca de mi corazón
decime un adiós que me empuje a la barranca
decime un disparo, una tormenta
decime una lluvia final
decime el invierno más cruel, decime...
tu puñal, tu golpe final,
decime el filo de la helada
que me corte las alas de la risa
de un verano que no fue.




(decime silencio, mordaza, matame los dedos, la tinta, los íconos grises, derrumbame éste ángel herido de versos, rompeme esta luna mordida, que otra vez viene el sol... irremediablemente.)