domingo, 17 de octubre de 2010

la mitad

la mitad del canto, la mitad del camino
la mitad de lo dicho, la mitad de lo escrito
la mitad de la risa, la mitad de la lluvia
la mitad de la locura, la mitad de la ignorancia
la mitad de la inocencia 

la mitad de mí, dividida en mitades
la mitad del umbral donde la noche
me divide las veredas
con un corte de media luna
que medio crece y medio se destruye
la mitad de la guitarra
calle del alma que me corta al medio

la mitad del llanto a veces es la risa
y a veces otro llanto

la mitad de lo callado
la mitad de la pena
la mitad del camino hacia el río
la mitad de dos nombres en el cielo
de la más negra medianoche
la mitad del filo de ese beso
(la mitad del paso que no puedo-quiero dar)

la mitad del umbral donde me quiebro al medio
donde parto mi lengua en dos guitarras
en un giro a cada lado
de un sueño de distinto color
de un sueño de una vez
de un sueño de dos veces

de un sueño que nació partido
que nació cantado
travesura de un duende leñador
que me ha partido al medio...


(son sólo dos las partes en las que me he partido,
y no las puedo encontrar)


viernes, 24 de septiembre de 2010

la mirada


la mirada que no veo
desabrigada y sola hacia adelante
el ave de la risa que no, que nunca...

la mirada que huye
la que porta la piel de mi urgencia

la mirada sostenida
por la suave geometría de tus hombros
serranía de luz para mis manos viajeras

la mirada donde ahogarme
paralela a tus pechos

la mirada de mi boca 
te dibuja el perfil donde me estrello
la mirada de mi sangre
que quisiera llegarte hasta el fondo

la mirada urgente 
que me muerde y te muerde
la mirada que te besa aunque no quieras

la mirada que se quiere enredar
y perderse adentro, muy adentro
enceguecida por el límite final
de la piel que no toco
desabrigada, sola y quieta
urgencia de mirarte por la piel
que me carcome las manos.

(se que te miro y me consumo
más allá de tu mirada, me vuelvo fluido,
me evaporo, y edifico esta nube que me nubla.)


sábado, 11 de septiembre de 2010

paralelas


líneas que ni se cruzan ni terminan
como una larga calle y otra calle
al lado y más allá
un camino a la mañana que no aclara
esperanza de sol o de luna
rayos que van pero no vienen
paralelas tus horas
a mi sangre de dichos
paralelas las calles a mis pasos

busco el vértice en un punto del cielo
donde cruzar las líneas
rayo imposible del sol
tímida lluvia de gotas paralelas
es al final el día paralelo
a ese otro de risas
que no olvido

paralelas gotas de tus días de risa
paralelo el bulevar de mi rotura
y estas manos cansadas
y estos brazos que paralelos 
te quisieran buscar
como mis ojos
pero se cansan paralelos a mi voz

camino paralelo a tu orilla
tan cercano que te huelo
como a un río de insomnio
y no puedo ahogarme
extraviarme perpendicularmente
en cada curva tuya
destruir las paralelas trazadas por mi sombra
curvar las rectas imposibles
con mi porfiada mirada 

destruir las paralelas con un ángulo
que ponga fin a su trazo infinito
con el vértice puro de un simple beso.

(creí que había logrado callar
pero no es cierto,
mi silencio es paralelo a mi sueño
y el sueño es infinito)

jueves, 22 de julio de 2010

la tangente imposible


me fui por la línea, la tangente,
disparado
de mi círculo infinito de río y bulevar
me fui a que no me toquen 
las olas de tu risa, ala de risa,
me entretuve a la orilla del recuerdo
del Maestro 
en las olas de otro abrazo
en el vaivén de otro pecho
en otro mar y otra risa...
(un ángel infinito, de cordillera y agua de sal)

creí que no estabas mirando 
el sol cayéndose en el mar
creí que no oías el grito de la sal
la caracola eterna y el poema del pez

pero no pude dar besos en la arena
(perdón angel marino, flor de los andes)
allí muy hondo detrás de la bruma
allí muy lejos de mi círculo infinito
allí en los pliegues del oleaje
allí a los pies del maestro dormido
allí en el color increíble al final de la tangente
me mirabas bajo el flequillo de espuma

y me tocaron las olas de tu risa, 
ala de risa
y la tangente se parece
a un sueño hecho línea
a un retorno del sueño
a un eterno despertar
a mi día de agua dulce y bulevar.


(y comprendí que todo el mar,
no puede inundarme más que vos,
Ala de Risa, y regresé a mi niebla)








(de algún modo, florecita trasandina, 
nos comprendimos
los mutuos desencuentros, 
de algún modo, mi amiga, 
de algún modo...)


domingo, 27 de junio de 2010

soy



soy nada más el viento
perplejo y mudo de lloviznas
hundo el paso hacia la nada
de una casa que flota 
en la nada más nada de mi nada
soy nada más el viento
aire de palabras quietas
que ya no dicen nada
y que se van a la nada
como este paso sin luz
quién pudiera volver a detener
la risa, allá donde casi la veo
(allá donde el verano... allá donde la lluvia...)

y hoy ya no me animo a mirarte la risa
me quema el sol que ya no tengo
y estás quemándome en cada rincón
como me quema el viento

¿dónde buscar la fuerza
que me empuje a tus ojos?
si sólo soy la fuerza dispersa del viento
un camino perdido en el oscuro silencio del viento
y un murmullo de río que me quema los pasos

soy
sólo los pasos de la letra
el viento sin palabras ya
soy 
el silencio del viento que calla
callado estoy
soy el silencio.




(y me quiero callar la escritura...
¿cómo se dice callar
para silenciar lo escrito?)

 

viernes, 25 de junio de 2010

aniversario


cumpleaños del dolor
del golpe de tu puerta en mi naríz
del suelo en el que caen las dudas
como hojas últimas
el río de corriente detenida
charco del alma
donde no suena nada
aniversario de mí bajo la nada
y el silencio del agua
que baja al suelo más suelo
el más hondo que conozco
y el dolor de mi nariz
fresco
prolongado hasta el alma
el golpe de tu puerta
que apaga las velas
de este cumpleaños del dolor.


(y me trago los versos desde entonces,
y me como los cantos, y me indigesto de mí
en este hueco de palabra desvelada)

domingo, 13 de junio de 2010

la tangente

huyendo del círculo infinito
la cadena de años-bulevard
la curiosa tangente que me saca
bordeando al hermano que murmura
cada paso con la risa del agua
agua nocturna como la lluvia imborrable
la condena de inolvido que atropella mis calles

saliendo del círculo infinito
saliendo de la ruta de señores policías
ahora que los duendes tienen casa 
ahora el murmullo del hermano
borbotón de mi sangre barrosa
que me canta al oído la canción de siempre:
"no sabés estar no-solo"
"no aprendiste a estar no-solo"

la tangente por la que huyo 
de un pegajoso círculo de asfalto
un camino de tierra con fantasmas de niebla

la tangente me expulsó de los bulevares

quién pudiera decir que tus ojos
son nada más que un panal de bulevares
quién pudiera huir de tus ojos
por un camino donde el agua
ablande el dolor 
murmurando, murmullando
"estás solo y eso sos:
nada más la niebla
de esta calle que no dice tus pasos"


(una tangente que me lleve al oscuro del cielo
cada vez que tu día me encandila
y me atropello, y me callo, y me muero
en mi círculo maldito de camino y palabra.)



sábado, 15 de mayo de 2010

si pudiera


si pudiera guardarte los ojos del frío
pero me sobra noche y yo soy el frío
si pudiera ir al fondo de tu correntada
pero soy el río y no me tengo
si pudiera abrir la clave de tu risa
pero soy la clave del espacio más hondo

sólo noche soy y no puedo
por más llama que encienda
por más que invente luz
con estos dichos de luna devastada

si pudiera abrigarte la mirada
de todas las distancias
pero soy yo la distancia
que no puedo desandar

si pudiera andar la senda
hacia tu nombre improferido
y desandarte una caricia
caminarte con pereza la piel

pero soy el camino deslizado
entre los pies que no esperan
y te buscan y te desencuentran


(pero no puedo entender 
esta tormenta
que me enceguece
adentro)

 

incapaz



incapaz de robarte un beso
porque una maldita garra me aprisiona
desde hace milenios
para siempre perder 
la luna, los olvidos, los recuerdos, los silencios
incapaz de ser yo
con el corazón adelante
incapaz de ser ladrón
condenado a esta cárcel de letras malditas
condenado a mi maldito silencio
a la estirpe invisible, 
al dolor del viento
maldito poeta
que no puede ser delincuente...
incapaz.


(sólo este viento tengo adentro nomás, 
sólo este viento y el vacío cobarde de un delito que no puedo cometer)



jueves, 13 de mayo de 2010

cuál máscara


cuál máscara me pongo?
qué disfraz, qué pantalla?
qué risa inexistente para blandir
como una espada nueva?
qué indumentaria que me cubra
el invierno que me ha invadido todo?
qué falsa sonrisa, qué humor de superficie
para cubrir el negro hueco
de todo esto que soy?
con qué me adorno la boca?
para mentir la risa

para verte y darte la impresión
que no ha pasado nada

para darme la impresión
que nunca soñé nada
que nunca caminé para sanarme
que nunca esperé la lluvia
que nunca lloviste por mis ojos
que nunca alumbraste
como una luna de luz inabarcable
tantas madrugadas

(mi amor sin antifaz, nunca se fue a dormir,
siempre tiene un ojo abierto,
por el que finalmente llora)

sábado, 1 de mayo de 2010

un sueño, padre...



(...unos billetes gastados
sobre la vieja mesa
y tus gracias
por esas cosas mías
que te gustan, te gustaron...

la vida, el río, la corriente
el sueño de agua que te alberga
desde una tarde de abril
aquí, en el espejo marrón
desde donde nos miran 
atentos nuestros peces)
 
no vos, ni tu cara, sólo...
tu letra bella de antiguo marinero
oficinista del agua
burocracia de ultramar
aquí en mi sueño enumera
y hace cuentas de mis luces
y me paga, me devuelve, dices
pesos por alegrías
monedas por monadas de niño 
compañero de orillas
de anzuelos y de tanzas tirantes

me pagas... me devuelves
y me dices "te quiere"
remarcado con un círculo 
de prolijo lápiz

y yo deudor y torpe no sé
aún quién me quiere
y ni sé ni sabré pagarte
porque soy yo, no vos
el que te debe tanto.




(en estos días supe que tus cenizas no duermen en el río... son la corriente.)

sábado, 17 de abril de 2010

te estaré mirando eternamente


y qué importa si estoy roto
y qué importa si he llorado
y qué importa si muero un poco a veces

soy inmortal, infinito y trascendente

y te estaré mirando eternamente


(con mis ojos, no estos gastados de la tierra que ven turbio, sino con los que te miro por dentro y desde adentro,con los que te ví por vez primera y no supe muy bien qué estaba viendo)

 

domingo, 11 de abril de 2010

si pudiera caminando

si pudiera caminando volver
al punto de partida de la ilusíón
como quien vuelve al río
si pudiera remontarme
tanta correntada tal vez
tanta hierba pisada
tanto pez asustado
si pudiera crecer desde mi hierba cortada
y mirarte y que no me pase nada
si pudiera dejar de buscarte
si pudiera caminando dejar de buscarte




si pudiera caminando desandar una mirada
y volver a la luna a quebrarle su filo asesino
si pudiera caminando hacer la lluvia
la que hiciste y me hizo charcos
si pudiera caminando nadar y perderme
olvidarme, desdecirme, desandarme
desarmarme, descantarme, despensarte,


si pudiera caminando volver...
y creeme... lo intento.


(dejá de gritar corazón, que ya te duele el canto, dejá de caminar, descansá)

sábado, 10 de abril de 2010

sólo verte


sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte
sólo verte 


(con eso me basta aunque sólo sea para reir por dentro)


lunes, 5 de abril de 2010

Caricia




te recorro
por el camino inverso 
de tus lágrimas 
hasta el borde dulce
de mi horizonte 
(tus cejas)
la parte más alta
el techo suave de ese cielo
que no encuentro

te recorro
el doblez del caracol
que no me escucha
allí te canto
con mi mano más suave posible
antes de extraviarla
en el sueño solar de tu pelo
ese del que no despierto

te recorro
desde el centro de tus manos
que no me esperan
por una ruta de cosquillas
hasta apresarte los hombros
esos que se encogen
cuando recorro
buscando algún camino
alguna senda olvidada
donde no estés en guardia
y me dejes entrar






(te recorro, por difícil camino de no verte
y estoy menos aquí, pero no menos intenso
y digo poco, pero no pienso poco
y no hago nada, pero nada en mi, es soñar,
que es poco menos que todo.)







sábado, 20 de marzo de 2010

me regalo



me regalo la magia que renace
y el fulgor de ayer
me regalo las lluvias que pasaron
y las que vienen
que no serán ni pocas ni bastantes
me regalo verte
aunque sólo sea verte
me regalo verte feliz 
en el medio justo de tu magia
que rebrota en tu seria risa
de lluvia ensimismada
me regalo verte feliz

me regalo tu cercana lejanía
y me regalo el resplandor
y el esplendor
la rara sonrisa
del que siente el cielo
aunque no llegue jamás


(y no me desdigo, ni descamino, ni desato los nudos
de tanta inútil palabra, me regalo estos dichos
que siempre serán tuyos)



 

sábado, 13 de marzo de 2010

hoy miro el suelo

hoy miro el suelo
porque el cielo me pesa
hoy busco bajo la tierra...
hoy el río es un río infinito
el único del universo
hoy la ironía de un día sin viento
un día calmo y brillante
para la oscura pena
para la lágrima que brota
sin que nadie la empuje
hoy escribo algo
un río escribo
un río llorado
descolgado de mi
mirando al suelo
mirando al suelo
mirando al suelo.

jueves, 4 de marzo de 2010

quién sabe!

...quién sabe, Ala de Risa
quién sabe
por cuál de los perfiles de mi angustia
horadará el viento
tu dulce y callado corazón 
para que rías
un cielo más 
que ya no espero
quién sabe!...

(me estoy muriendo, bajo esta lápida de risa, 
que no es cierta.)

viernes, 19 de febrero de 2010

si pudiera


si pudiera solamente JA
un ala dulce que me corte el cielo
blanco de papel virtual
si pudiera solamente JA
ala de una sonrisa con perfil de luna
si vinieras un día a sacarme estas nubes
si pudiera la tangente de tu labio
dibujarme JAJAJA aquí en esta hora
si pudiera el JA de mi risa careta
tener el fundamento, el empuje de tu ala
para reir, ser cierto
y que no me quiebre el viento...
no río en serio en estos días
nunca.

(no soy cierto... ni mi risa, sólo lo fui en tu corto vuelo,
soy nada más el viento)


domingo, 14 de febrero de 2010


Sé que podría encontrarte
en medio del ruido, al lado del río

sé que podría cruzarte la mirada
en medio del ruido, al lado del río

sé que podría cantar entre dientes tu zamba
como una evocación, como un conjuro
en medio del ruido, al lado del río

sé que podrías no escuchar
en medio del ruido, al lado del río

por más que grite y desgarre cuerdas
por más que te piense-sueñe-piense-sueñe-piense-sueñe....
por más que me desgarre y grite
en medio del ruido, al lado del río

sé que podría no decirte nada
en medio del ruido, al lado del río

porque sé,
me quedo sin buscarte
en medio del ruido, al lado del río

aquí, callado, solitario,  
sabio
lejos de ruido, al lado del río.



(y aunque intento que estas lluvias no sean para mí, 
SÉ 
que lo son, y me mojan el ruido y el río por igual,)



jueves, 11 de febrero de 2010

tristeza



me duelen tus barrotes que protegen
los sueños que te sobran
tus perros que protegen odiando
lo que no pueden tus barrotes
me duele tu prolijo jardín 
repleto de flores de belleza química
me duelen tus flores sin amor
que ignoran el sudor de tus manos
me duele tu casa de postal
tu camioneta insolente y polarizada
me duele tu balcón diseñado
para fotos de parodias familiares
me duelen tus metros cuadrados
y tus cúbicos metros de basura
y tus kilómetros de viajes a la nada
y tus años luz de entender la tristeza
de quien no te envidia ni la risa.


(inertes vecinos silenciosos, amo vuestro silencio... pero a veces también lo odio)

sábado, 6 de febrero de 2010

lluvia 3AM

y es esta lluvia 3 AM
que una vez enarboló mi risa cantada
y hoy me entierra en la solitaria lágrima
de no saber quién soy
esta misma lluvia que acuna el sueño de mi astilla
allá donde corté sus días sin pensar
sueño de fiebre hijito y yo no estoy...
sueño de clínicas asépticas de amor
y de médicos inertes

sueño de peñas suspendidas
sueño de mi sueño suspendido
el sueño de un canto en el aire que no fue
sueño del vino solitario
y esa guitarra que ya no sabe qué hacer
sueño de la sola pantalla una vez más
de una lluvia que suena a sí misma
en este barrio sin pobres
excepto yo
que sólo tengo esta lluvia
y un recuerdo de risa que llovió alguna vez.


(perros y gatos compañeros... dormiremos el sueño de esta lluvia. Hijo, dormirás la fiebre-monstruo que te come la risa. Risa (Ala de), dormirás este monstruo que te escribe a razón de mil palabras al mes.)

jueves, 4 de febrero de 2010

aniversario de la ilusión



Pareciera ayer que dijiste "nada"
pareciera ayer cuando llovió como ahora
y dije: su risa baila una zamba con la lluvia
quedó la zamba, quedó la lluvia...
y en esta mueca del río
que ahora envuelve mi día y mi sueño,
en este barrio extraño lleno de máquinas
donde lo único sin motor es el corazón,
por más gestos que disimulen mi sombra,
digo como entonces y aunque de dolor no te vea:
¡estás!


(y estará siempre tu risa inevitable como la lluvia)


martes, 26 de enero de 2010

El silencio


no decís nada hermano
me fui hasta abajo a besarte la arena
no escuché nada
pregunté y esperé 


sólo me diste una piedra muda
esquirla quizá de mi zamba
cumpleañera y sola...

sabemos los dos que a veces
el silencio es la mejor canción


(ninguna joya de arena
donde pulir la esperanza de ver su risa,
ala que duele aún
como un golpe del cielo)


sábado, 23 de enero de 2010

dolor
de estos días sin tal vez
tal vez
que cuando estuvo
no supe qué hacer
palabra rota antes de salir
rota la lengua del roto corazón
girón del alma
silencio del río
dolor
los duendes de espalda
la corriente no camina
remanso
oscuro, turbio, nebuloso
remolino
nada
más

(extraño aquel enero... cuando fui un río)

jueves, 21 de enero de 2010

en el fondo



descansa la arena silenciosa
olvidando las huellas de mis días de gracia
otro enero era ese
y está ahí en el fondo
donde duerme una zamba su corazón de pez
otra ribera allá en la orilla de ayer
me veo riendo, me veo de mañana
sobraban palabras, desbordaban notas
.... ahí están en el fondo,
las gasté, las perdí
ahí en el fondo cumple años un canto
yo cumplo cien también ahí:
en el fondo.

(nadie me hundió, sólo el peso de mi sangre-tinta que no sabe hablar)

sábado, 16 de enero de 2010

nada

colección de duendes callados en la orilla
ningún aguijón en la médula del canto
corriente silenciosa del ayer
junto a mi sangre que se llamó a silencio
sin remolinos en el pecho ni cosquillas
sólo el barro que huele a difuntos
el verano es un día nublado
lo verde se vuelve amarillo
cementerio de turbias golondrinas
alas que no, que nunca, que nada.

jueves, 7 de enero de 2010

un silencio de ti

un silencio de ti aquí en el río, este otro río,
la correntada del ruido
un silencio de ti
ametrallado por pies
fantasma de tu mirada oculta
corazón que contradice
el menguante de luna exhausta
y la lluvia ausente
que ni dice, ni ríe ni te nombra...

quietud del aire que una vez
dibujó una recta atrás
desencontrada geometría
sueñera ignorancia de mis ojos
mis cortos ojos sin vos
mis viejos ojos sin vos...
silencio lleno del ruido 
de ausencia... remota ausencia.

Busco en la noche detrás mío
el caudal, el repique, la risa
el corte de su ala en el cielo
un cuchillo de tu luz
un poquito al sur
aquí...
en mi sombra. 

viernes, 1 de enero de 2010