sábado, 17 de abril de 2010

te estaré mirando eternamente


y qué importa si estoy roto
y qué importa si he llorado
y qué importa si muero un poco a veces

soy inmortal, infinito y trascendente

y te estaré mirando eternamente


(con mis ojos, no estos gastados de la tierra que ven turbio, sino con los que te miro por dentro y desde adentro,con los que te ví por vez primera y no supe muy bien qué estaba viendo)

 

No hay comentarios: