domingo, 6 de febrero de 2011

Tanto (julio 2010)


 
y la luna sobre la cordillera
y la nieve bajo la luna
y yo bajo el frío del cielo
y la ciudad tan grande,
tan Córdoba, tan casa!
y vos esperando, y las maletas
y la prisa por el mar
y los pueblos pegados
y el aroma del mar ahí
estirando un poco el alma
y el frío y la leña y el humo
y la lluvia y la dulce prisión
de troncos, salamandra y cama
y la mañana limpia
y el hogar del Maestro
y el color increíble a sus pies
y la noche que arrullaba el mar
enroscado al arrullo del sexo
escondido en el bosque
entre olas de sábanas
nuestro vuelo al amanecer
y el sabor del mar en los platos
y el sol cayéndose al mar
como tu ilusión de mis besos que no...
(los besos quizá del Maestro
marineros que se van,
besan y se van)
y reir, y cantar, y despertar
y volver a la pantalla donde todo empieza
al beso virtual, al seco beso del teclado
al dos puntos P, al 88
a la risa o al llanto
corta frase que rima con tanto...

tan poco fue un beso de chat
una semilla
y creció tanto!
pequeña frase que rima con canto...

tanto de tan poco
tanto tu temor de mi raro amor
que rima a veces con dolor
de este libreto loco

tanto es todo lo vivido
tanto más es, que lo escrito,
que  con rima o sin ella
muy poco cabe en este verso...
muy poco para decir tanto.




(y no termina como nada termina nunca
amiga(o lo que quieras), mi corazón ya sabes
es gaviota, alumna marinera del Maestro... que aunque
no promete volver, regresa cada tanto.)