jueves, 11 de octubre de 2012

La sobreviviente


Sobrevives
entre rastros de balas
entre ruinas de mejores días
te elevas al final de toda fealdad
te rebelas al mal con verbos de color
y le apuntas al cielo
contándole que al final
sólo es Dios aquello que florece
iluminas cualquier sombra pasada
barriendo penas con la lógica fatal
de la sonrisa.

Sobrevives
más allá de la paz y de la guerra
te levantas de los despojos
indiferente ante los límites
trasciendes las trincheras
olvidas el dolor, las agresiones
y amaneces bella
sin preguntar por héroes
aceptando la lluvia
las heridas del sol
los infortunios del olvido.

Sobrevives
perfumas sin preguntar
la patria universal del aire
barriendo los malos sueños
con descamisada pulcritud
destruyendo razón y explicaciones
derrumbando juicios y pronósticos
rompiendo lo explicable con tu sonrisa
que se abre paso entre la niebla
rompiendo la oscuridad y las preguntas
con la potencia solar
de un beso.

lunes, 24 de septiembre de 2012

A DESHORA


A deshora nací
inoportunamente de madrugada
y desde entonces a deshoras voy,
a deshoras escribo en furcios de entretiempo
me subo a los coches que andan a deshora
a deshoras adelantadas, a deshoras atrasadas...
siempre demasiado tarde o demasiado temprano,
a contamano de horarios y estaciones
contradiciendo soles, golondrinas
a deshoras me enamoro
a destiempo del reloj y de las flores
caminando desacompasadamente
eternos bulevares en horas inconvenientes
a deshoras creí y a deshoras descreí
y no logro desfilar con la aguja del segundero
y no caigo en día de fiesta 
yo trabajo a destiempo, a deshora
y me alimento en mal momento
y así simplemente desayuno mis cenas
y almuerzo mis meriendas
y te beso en invierno cuando aún no...
(por los brotes y esas cosas)
a contratiempo de campanas
despertando por la noche
durmiendo a mediodía
te extraño cuando aún no has partido
te doy la bienvenida cuando huyes...
como todos huyen sanamente del error,
del desacierto y del desencuentro.... 
en fin... de la deshora.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Esa señora


Me tira piedritas en las ventanas
me hace guiños desde rincones oscuros
muecas caninas,
felinas,
femeninas....
me chista desde heridas viejas
desde balcones olvidados
desde calles que ya no piso

se escupe las manos y me moja la oreja
me mira con desdén
desde profundas alturas
me llama desde lejos
se suicida con mensajes
que me matan el sueño

me corroe, me oxida
me sulfura, me da acidez,
me alcaliniza
me oxigena, me nutre...

la aplaudo, la deseo,
le digo que la quiero,
que se venga a mi cama
al calor que no entiende

… pero no....

me sigue asustando
con estertores, con temblores
con dolores ajenos
me llena de huecos
de pedazos de pan que nadie va a comer
me atormenta con comida que quedó para nadie
con rincones vacíos, con ausencias
femeninas
caninas,
felinas,
con ausencias famosas
con famosos ausentes
que enamora y se lleva

…. y acá me deja
cada vez más solo
… quizás la asusto
como al resto de mis amores
que huyen despavoridos
de mi sombra, de mi beso
de mi beso de sombra....


no me temas Muerte
yo no te temo
sólo me asustan las muertes
que enamoran a los seres
de mis alrededores.

(Muerta la muerte, se acabó la muerte.)


NO SE ROMPE


no se rompe, nada podrá quebrar
el tiempo bajo el sol
el calor de pelos desiguales
el porquesí de estar ahi en el ocio sabio de los días
nada salvo un dúo de bostezos cortará el aire
el río del amor que no se seca
nada explicará la muerte
pero mucho menos nada explicará
la caricia de la zarpa y de la uña
la risa diferente y sin embargo....


maestras de mi amor que a veces cae
me dijeron sin hablar que no se duele, que se vive
y que se acaba, simplemente
pero que nada se rompe
todo está en remolinos
donde se funden las mañanas,
las lunas, y los soles 
y los vientos de todos los ocasos


hasta siempre compañera


(los felinos que quedamos en silencio: Panchita, Cenicienta, Marcelino)

domingo, 15 de julio de 2012

COMO DE NIEVE



Como de nieve era el papel
donde borré mis cosas,
como de nieve era el agua que se fue
vertiente de años,
como de nieve son las lágrimas
que se quedaron quietas
una madrugada donde esperé,
como de nieve era el silencio,
el grito seco de la luz
que venía del suelo
fulgor de cantos, sordo rumor de despedida...
Hoy miro al cielo...
como de nieve es la pregunta
la herida atroz del vaso que se quiebra...
Y si mañana miro el suelo y me encandila?
¿Qué harán mis ojos?
¿despertarán en un torrente como de nieve?
O acaso duerman el sueño del hielo,
¿recorrerán distancia de montañas
con los pasos de lluvias que no fueron?
¿husmearán el pedregoso mar hecho maestro?
O quizá se alivien de los fuegos de un verano roto...
Como de nieve es el papel donde hoy escribo
este papel de vidrio y de circuitos,
que le ha robado el trabajo a la birome.
Como de nieve es el frío que a veces me recorre,
la culpa de haber pisado flores,
la culpa de romper pactos de luna,
la culpa de dejar correr la lluvia
y no volverla tesoro,
una reliquia de agua...
como de nieve. 


viernes, 11 de mayo de 2012

Puse a mi corazón


puse a mi corazón a andar en bicicleta
y ya no más acelerado
puede ver el camino y sentir el viento
anda a la velocidad del río
y ya no más frenadas bruscas
que aglutinan la sangre en un rincón

puse a mi corazón a andar tranquilo
para mirar a los que pasan a lado
cara a cara y sentir el sol

puse velocidad menor
y no habrá ya más esperas
porque no llegará antes
a ningún lugar

puse la calma como camino
y ya no habrá más urgencias
ni más necedades hijas de la prisa

puse a mi corazón sobre el asiento
de un vehículo simple
un hermano del viajero
para mirar la distancia
como un paisaje tierno

bajé mi corazón de la flecha de los días
para no ahogarme el alma en histéricos suspiros

le saqué su traje de eléctricas carreras
le borré los croquis de rutas a la nada
le pinté sombras de árboles a los lados
lo puse en mano izquierda que es la suya
le saqué el impermeable para que beba lluvia
lo dejo que flote en la brisa del andar
y andará lento a salvo de accidentes

a lo sumo una goma desinflada
lo obligará a caminar.



("...camina plácidamente entre el ruido y la prisa....")


sábado, 7 de abril de 2012

El otoño

El otoño es eso que se arrastra
desde los soles de más risa
hasta las noches de insomnio
desde las correntadas hasta el remanso
ese del mate quieto, de la tarde sin nada

el otoño es el cauce que lleva antiguos duendes
ramitas de penas y hojas de esperanza
golondrinas de tierra que no vuelven
y el viento, 
ese pedazo de nada en movimiento
un puente de nada hacia la nada
y un recuerdo de tu boca en la noche

una madrugada de sudor atrás muy atrás
casi en el umbral del olvido
y este crujido que soy cuando espero
y este color dorado de los sueños
y la noche apresurada de las puertas cerradas
y la sombra con prisa de tus ojos con sueño

y también la arena solitaria
que ya no tiene tus pasos dibujados
sólo tiene mi nombre frágil y tenue
como un panadero volando desubicado,
perdido y solo
en esta primavera al revés.

lunes, 19 de marzo de 2012

el dolor quizá

el dolor quizá sea una nube
que a veces despeina el aire
con remolinos de pájaro indómito
el dolor se disuelve a veces
y aparece lo celeste
y lo verde de la arboleda esperanza
elabora sus sombras frescas
y refleja el brillo
rayo verde del alba
y el dolor va por otro bulevar
hacia una esquina a esconderse
para acechar y saltar por sorpresa

hoy no me tienes en tu garra
hay sol
hoy es misterio todo
por la luz, por la sombra
que son blandas como manos niñas
y aquí me edifico una risa
y me creo soñar
y no me creo
y me creo al dolor pesadilla
y no me lo creo

hoy puedo reir
extrañado de la mueca
de mi cara con luz
hoy sueño calma
abrazo, paz...
hoy no duele nada
descanso.



(y el dolor es el edificio que uno va edificando
 con sus propios fantasmas..... 
si Marce... veo fantasmas)


sábado, 17 de marzo de 2012

el dolor

hoy no te lloro dolor
mis ojos están secos y solos
ascendí hasta el límite más azul de mi
me elevé de mi mismo
de mi barro
crecí desde mi propia sangre
en un árbol de ilusión
me quemé cerca del sol
soy Ícaro a la sombra de tu luz
me voy derritiendo y desaparezco

no quise oir el silencio del río
de mi hermano
no quise oir los duendes
del hermano dulce
los que callaron
me dejé ir en la correntada
del dejá vú de sueños

me arrastré por el sendero
de buscarte una vez más
y ahí al final estabas
acurrucado me diste el zarpazo brutal
y aquí estoy
volviendo a mi eterno bulevar
con la piel lacerada y los ojos quietos
los ojos secos.....
los ojos de siempre
los dos perros tontos
que a veces creen ver la luz

pero hoy no te lloro, dolor
se me ha roto la sangre adentro
mis heridas son ojos secos
mis ojos son heridas de la tierra
hoy soy el desierto

creo que hoy no soy nadie.


(el final del camino de un sueño más que va cayendo
 como la última hoja de un árbol envejecido y triste)


domingo, 4 de marzo de 2012

me perdí

me perdí en tus calles
en el calor de tus siestas
me perdí en tus brazos
en un puente de sueño
me perdí en tus ojos
y me sigo perdiendo

me perdí en tus horas
en tus ratos de risas
me perdí en tu nombre
el espejo del mío
me perdí en las sábanas
y me sigo perdiendo...

en las gotas de sudor
que se funden y confunden
en la tarde del río solo
en tu boca sutil

en tu sexo me perdí
en el fondo de tus ojos
a la orilla de una luna pactada
en el gemido más alto del goce

me perdí sobre el suelo sin tocarte
me perdí en el sueño junto a vos

y ya nada me lleva a la salida
de este laberinto indescriptible
hecho de todos tus rincones

me perdí solo
y sólo saldré con vos.

(me perdí al encontrarte, me perdí buscándote....
y sólo me encuentro en vos)



domingo, 26 de febrero de 2012

hernano de agua lejana

hermano perdón por abrazarte
con el corazón exhausto, la máquina tenue, vencida
sin el canto necesario inaugural y fresco
el jolgorio bautismal de la sangre nueva

perdón por el río amargo de mis ojos
bajo ese público de duendes
que no saben qué hacer

perdón pero llegué oscuro
con la sangre de siempre
tinta de bulevares, sin la risa
con la flor del canto hecha trizas

perdón pero está quieta la sombra de mis manos
porque mis  brazos no tienen nada
mi abrazo no envuelve nada
mi caricia no tiene magia
y yo no tengo nada más
que la pena de siempre
nada más que desencontrada
en tu arena de nube que me acaricia los pies

tu arena me trajo la piel
que ya no inundarán mis manos
y no hay sauces con quienes llorar

lejos del amor me recuesto en vos
con la mirada opaca de otros días de risa
como hago en mi hermano de cerca
con los mismos dolores
y el pizarrón de arena que sepulta
un nombre más.

chau hermano
soy el agua que pasa hacia la sal
y no volverá.

miércoles, 22 de febrero de 2012

la tangente final?

...y un día me escapé
otra avenida, otro aire
otro río!
no es traición hermano de agua
es buscar la luz que no encontré
es caer de un sueño a otro
es reír de pronto sin saber
es alejarse años luz del círculo infinito
del cuadro fatal de mis amados bulevares

no es traición de los sueños que caen
no es olvido del sueño
ni aún creo que dejen de aletear
alas de risa

no es dejar a la deriva las sombras mías
es sólo descansar del llanto
es sólo creer una vez en la mañana
es salir un rato de la sombra
y limpiar de musgo el corazón

es salir expulsado hacia tanta luz
que a veces extraño las oscuridades
las rocas del pecho, los diluvios
es matar un rato la tristeza
(digo un rato, casi ni lo creo)

y allá voy hacia extraños bulevares
y hacia un río de dulzura inexplorada
como un día nuevo e inaugural
un sanguíneo amanecer
un barrer de nubes
un extraño planeta de risa
y un beso inexplicable
flecha certera e incendiaria

sólo busco una lluvia que no tuve...

no es traición, es descanso
quizá como la muerte
o quizá sólo como una siesta.


(difícil sueño de creerte... difícil luz repentina... difícil yo riendo...)