sábado, 17 de marzo de 2012

el dolor

hoy no te lloro dolor
mis ojos están secos y solos
ascendí hasta el límite más azul de mi
me elevé de mi mismo
de mi barro
crecí desde mi propia sangre
en un árbol de ilusión
me quemé cerca del sol
soy Ícaro a la sombra de tu luz
me voy derritiendo y desaparezco

no quise oir el silencio del río
de mi hermano
no quise oir los duendes
del hermano dulce
los que callaron
me dejé ir en la correntada
del dejá vú de sueños

me arrastré por el sendero
de buscarte una vez más
y ahí al final estabas
acurrucado me diste el zarpazo brutal
y aquí estoy
volviendo a mi eterno bulevar
con la piel lacerada y los ojos quietos
los ojos secos.....
los ojos de siempre
los dos perros tontos
que a veces creen ver la luz

pero hoy no te lloro, dolor
se me ha roto la sangre adentro
mis heridas son ojos secos
mis ojos son heridas de la tierra
hoy soy el desierto

creo que hoy no soy nadie.


(el final del camino de un sueño más que va cayendo
 como la última hoja de un árbol envejecido y triste)


1 comentario:

Marcelino Martini dijo...

hoy volví del sueño, bulevares.... mejor dicho caí..... aquí estoy perdido de nuevo en los rincones, después de una larga vacación....he vuelto a mi labor de niebla.