sábado, 7 de abril de 2012

El otoño

El otoño es eso que se arrastra
desde los soles de más risa
hasta las noches de insomnio
desde las correntadas hasta el remanso
ese del mate quieto, de la tarde sin nada

el otoño es el cauce que lleva antiguos duendes
ramitas de penas y hojas de esperanza
golondrinas de tierra que no vuelven
y el viento, 
ese pedazo de nada en movimiento
un puente de nada hacia la nada
y un recuerdo de tu boca en la noche

una madrugada de sudor atrás muy atrás
casi en el umbral del olvido
y este crujido que soy cuando espero
y este color dorado de los sueños
y la noche apresurada de las puertas cerradas
y la sombra con prisa de tus ojos con sueño

y también la arena solitaria
que ya no tiene tus pasos dibujados
sólo tiene mi nombre frágil y tenue
como un panadero volando desubicado,
perdido y solo
en esta primavera al revés.