jueves, 13 de marzo de 2014

Ya no

...un enojo de milenios
tapó el árbol
o quizá lo llevó
un enojo mil años más largo
un enojo más profundo
tapó el árbol, llevó el árbol
lo olvidó lapidándolo de arena
a ese árbol inocente
el árbol que no
el árbol que nunca
el que no quizo
el elegido para romper
para doblar y disolver tu sombra
allí perdió su propia sombra
bajo el agua
un borrón y cuenta nueva
de este canto de correntada
que sumergió tu árbol
tu día del No
tu noche de olvido
de los días de sol
tapados por este animal
con el lomo erizado
que nos muerde el adiós
del verano
como muerde tu adiós
en el mismo bocado
tu adiós, tu No
tu enojo pequeño
perdido en la corriente
junto al árbol
ese que no, ese que nunca
el que no quiso
el que ya no.



A tu memoria Gabriel.... donde quiera que estés.
                                                                               Marcelino

No hay comentarios: