lunes, 13 de julio de 2015

No estás lejos


apenas a un aletear de Juan Salvador
ahí nomás al borde de los sueños
a un salto de gorrión
de cualquier plaza
ahí nomás en la orilla de en frente
mirando la corriente
que puede ser ésta misma
la de una tarde de lluvia

quizá parezca lejos
pero el cielo es el mismo
aunque suenen distintos
los vuelos de palabras
aunque la luna se dé vuelta
aunque la hora es deshora

apenas a un grito de gaviota
a un gallo reloj que pinta el día
a un giro de zorzal que le da sombra

no estás lejos
por más milenios de dioses
que tenga la catedral sobre los bancos

estás ahí
apenas a un croar,
apenas a un gotear
que me salpica
ahí nomás en la orilla de en frente
nada más, cruzar la pasarela
sobre el murmullo
de una creciente de verde y gris.

No hay comentarios: