sábado, 25 de julio de 2009

Sólo soy...





...yo soy mi nombre dibujado en la playa,
una eventualidad sobre la arena,
un momentáneo desorden que una rama pertinaz
le impuso a la lisa pizarra de los días.


Sólo soy un rasguño con pretensión de herida
que algún lápiz de palo devenido en espada
talló improlijamente una tarde cualquiera
sobre el cúmulo infinito de estrellitas de piedra.


Sólo cambio el ángulo de algunas joyas de mica
e intento simular un sol pequeño
y confundo a algunos pájaros, es cierto,
pero no altero los vuelos ni las rutas del viento
sólo soy un relieve más o menos bajo...



...me prolongo en un par de diminutas manos
que amontonan castillos en sus juegos sublimes,
un manotazo que le asesté al infinito para no morir de golpe...


...yo soy mi nombre dibujado en la playa,
un corazón desprolijo
cobijado entre débiles castillos,
desdibujado por huellas de aves que no saben leer...


... nada importa, cuando menos lo intuya,
puede subir el agua.



(... la estoy oyendo, en este aniversario de haber muerto un poco.)








miércoles, 22 de julio de 2009

P4R



...voy despacio casilla por casilla
y nunca vuelvo, no puedo volver
voy de a poco, lento, y a veces me detengo
voy adelante, nunca vuelvo y a lo sumo
me cruzo de vereda
no me prestan demasiada atención,
casi ninguna,
voy adelante y a veces
parezco dormido, detenido, quieto, muerto...
pero voy, nunca vuelvo
soy el peón, nunca vuelvo.

Intuyo historias alrededor
olfateo trampas, voy adelante, nunca vuelvo
advierto planes que me rodean
planes dentro de planes dentro de planes
sospecho que alrededor
los que se mueven más rápido
tejen sus historias
nunca advierto el peligro, voy para adelante
intuyo, advierto, sospecho
el viento de una línea de alfil
un paso aplastante y equino
otro peón que me invada la vereda.

Intuyo planes, trampas,
juegos dentro del juego
movimientos sutiles
como peces en la turbia correntada
huellas azules de pájaros
pero voy adelante si no me detienen
si me detengo espero
espero el momento de volver adelante
parezco dormido, detenido, quieto, muerto...
pero voy, nunca vuelvo
soy el peón, nunca vuelvo.

Intuyo tejidos, trampas, juegos
y les paso al lado
advierto, sospecho, intuyo
el viento del paso del alfil
amenaza mi pequeña vela
pero sigo adelante, soy el peón
llevo mi pequeña luz
voy lento hacia adelante, nunca vuelvo.

Dicen que al final hay una última casilla
desde donde se puede mirar
cómo se acaba el juego
dicen también que se ve más claro
y dicen también que las trampas
las intrigas, las intuiciones
conducen siempre al mismo lugar:
un desierto tablero.

Voy adelante, y a veces espero
nunca vuelvo, soy el peón
voy adelante a buscar la casilla final
donde dicen que uno también
puede volverse poderoso
ir y volver, ser veloz
voy adelante a buscar la casilla final
no me importa transformarme
sólo espero mirar y reir
el final de las sospechas, las intrigas
los nudos deshechos de la urgencia
la misma urgencia deshecha en el desierto
los ridículos enroques, los ademanes
los resplandores...
sólo llevo mi pequeña vela
y me sentaré a esperar
y quizás sin quererlo me transforme
en la orilla del juego final.
Nunca vuelvo,
soy el peón.



lunes, 20 de julio de 2009

NINGÚN DÍA


Después de la propuesta de un cambio nacional para el día del amigo, me pregunto ¿cuál es para mi ese día?.... será aquel en el que, antes morir, un amigo me dio el título de mejor amigo (el mejor y más auténtico título que tuve y tendré jamás) o ese otro en el que decidí no seguir ofendido con esos dos que se fueron dando un portazo enojados con la vida?...

no lo sé, sólo se que la amistad es algo infinitamente libre como para apresarlo en la vulgar prisión de un calendario. Podés ser amigo de Dios o del Diablo ( o sus equivalentes + -, según sea la creencia), y de todo lo que se sitúe entre medio de ellos. No hay límites ni condiciones, nada explica la amistad, nada devela el misterio de la química, de la magia que definen que ese atorrante/a sea tu amigo/a.

Por eso, qué importa si ese día es por la violación o no de la Luna, por el Negro (amigazo si, sin conocerlo, pero amigazo por hacerme reir sin condiciones) o por lo que se te de la gana...ese día es todos y es ninguno, es el mismo todos los años, o es cualquiera, el que caiga, el que compartís el vino, la pena, la risa o el hambre....

Lo que sí se muy bien es que ese día, cualquiera sea, no es de plástico, no es una maniobra de mercaderes, no es una risa postiza, ni una puteada fingida, no es dulce que no engorda, ni cerveza sin alcohol. Es un cacho de asado con ceniza y arena, es un plato de arroz si no hay asado, o es ponerse a mirar la Luna si ya no queda ni arroz...y es un chiste del Negro, si no podés ver la Luna porque se nubló.

Ese día para mi no existe, porque es todos y ninguno a la vez, que es la única manera que tengo de intentar comprender el infinito.

Felicidades para quien sea y cuando quieran que sea.


domingo, 19 de julio de 2009

Homenaje al Maestro (amigo-abrigo-artilugio contra el frío)




Sí Maestro,
como entonces
porque "un carnívoro cuchillo de ala dulce y homicida..."
describe vuelos alrededor de mi vida
y me encandila con sus brillos.
Porque en tu sabiduría de Perito
me enseñaste cuando fue
"la hora de mi luna menos cuarto".
Porque también supe que
"mi sangre es un camino"
y que la misma
me "empuja a martillazos y a mordiscos"
y porque también "me llamo barro" aunque tenga otro nombre
y porque tengo hoy el silbo vulnerado
y "si es por doler, me duele hasta el aliento"
y porque también sigo y persigo como el toro
"como el toro burlado, como el toro..."

y a veces cuando "la muerte toda llena de agujeros"
me reclama desde el espumoso barbecho de mis despojos
le impongo la mordaza de tu voz escrita
y tu altitud de palmera
porque sé que tu alma colmenera
pajarea por mis alrededores
y aunque "tengo estos huesos hechos a las penas..."
"retoñarán aladas de savias sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida..."
y aunque sé que nunca
"cesará este rayo que me habita,
el corazón de exasperadas fieras"
y aunque a veces mis palabras sean
esos cuernos del burlado toro:
"dos pensamientos de muerte edificados"
volveré a tu huerto y a tu higuera
"por los altos andamios de las flores"
y a tu prodigio de colmena y limonero
que batallan como vientos de pueblo
contra eldolor de la amarga sepultura
para gritar si es preciso
a tu lado y al lado de Joan Manuel:

"¡dejadme la esperanza!
¡dejadme la esperanza!
¡dejadme la esperanza!".


entrecomillado de Miguel Hernández (el Maestro)


...a Gerardo, queriendo "apartar la tierra parte a parte para desamordazarte y regresarte,
que tenemos que hablar de tantas cosas, compañero del alma... compañero."