martes, 29 de diciembre de 2009

viernes, 25 de diciembre de 2009

Miriam (¿cómo no ibas a estar?)

y si...
vos tenías que estar
hoy que reincido en tu llanto,
vos tenías que estar

te he llevado por los bulevares 
remontándote en besos
y sabés mis esquinas, mis charcos, mis baches,
todas mis humedades
mi lágrima, mi semen
mis olores más bajos
¿cómo no ibas a estar?
si esa astilla nuestra, un día andará
si lo dejan andá a saber que leyes
qué señores de azul...

si todas las mentiras que nos han dado llanto
siguen creciendo como la mala hierba
y nuestro alrededor es un desierto solo
una luna menguante del amor que se fue
un atardecer de besos nublados 
un capricho de mi adolescente sangre
y una casa cortada por el canto del viento

amiga en el principio y amiga en el final
amiga siempre
este tiempo cazador nos apedreó la esperanza
y hoy andamos a tientas  
dos pájaros ciegos a la orilla del mar

hoy que te miro el llanto
al que no volveré
y nos miros las risas
y nos miro las muertes
y nos miro los cantos
y me miro mi cárcel
sin ningún bulevar de sueño delincuente
si ningún amor de adolescente sangre
sin vos y sin mí

le pregunto-afirmo a este cielo
de falsas estrellas de estúpido brillo
nubladas de barbas del tonto noel 
¿cómo no ibas a estar? 



domingo, 20 de diciembre de 2009

Un barquito 4 AM (plegado por los bordes del sueño)

Marinero de papel encallado en el cordón
justo en la esquina del asfalto y el alma (que creí pavimentada)
y estos dos perros estúpidos de la madrugada que te encuentran
mojados de nuevo por tus filos gastados, por tu quilla raída
tu carencia de olas, tu soledad inmóvil
y tu gesto inclinado de pez en agonía

¿qué mano burlona te puso en mi ruta de insomnio?

¿qué lluvia inconclusa te dejó sobre el costado?
dormido,quieto y lejos del río,
como éstos dos perros tontos que no llegan a la orilla

¿qué prisa navegante te botó en este cordón?
donde mis perros te husmean y no saben
si ladrarte un llanto o reir de una común miseria

aquí estamos varados en mitad de todos los canales
y un cordón de cemento infinito nos promete
un río en la dirección errónea
con la numeración del desencuentro grabada
en las líneas de mi mano y en las de tus renglones

tu cielo por lo menos promete un chaparrón
que en un rato te desarme
el mío ya no tiene siquiera un par de nubes
y estos dos perros tontos que ya no saben ir lejos
se nutren de la lluvia que viene desde adentro
del mar de refucilos que me viene quemando

hermano marinero de cordones secos
ambos tuvimos un torrente que nos trajo hasta aquí
donde mis perros tontos te encontraron
para gemir entre risas un llanto con vocación de río

ambos ignoramos la dirección del agua
el pico de creciente que nos vuelva a la risa
ambos estamos quietos en la quieta madrugada

...te dejo hermanito, esperando tu lluvia
no hay foto ni la habrá,
el hueco este que soy es el puerto que guardará tu imagen
reflejo de un fantasma en la superficie de la nada
me llevo mis dos perros tontos a retratar otras lluvias
aunque sean una risa invisible en el cordón del sueño...

¡que una creciente de charcos te devuelva al río!



(ironía de agua ausente, sonrisa de burla por encima del hombro)

lunes, 14 de diciembre de 2009

Ala de Risa

ala de risa… sí,
me llovió desde sus dedos una siesta de verano
con su chispa de gotitas con forma de ja
el corazón estaba aún confuso de retumbos
no entendía bien y también confundía
los repiques de la madrugada con las tímidas gotas

 
ala de risa antes de serlo
fue un rayito entre nubes
de una tormenta atroz
una noche en que el marino
olvidó sus artes y su brújula
y cedió su nave a extraños capitanes devenidos en botella

 
era nada más un sutil hormigueo
una chispa curiosa, cosquilla en el alma
sospecha de pez bajo la corriente mansa
una pequeña línea de luz bajo la puerta del insomnio

 
el día de su lluvia desperté el remolino
de palabra y guitarra
y me fui lejos,
no el lejos de línea,
el lejos profundo del tornado
el lejos elíptico y final de la galaxia

 
el vuelo de su lluvia duró poco
lo que dura una chispa
la comprendí golondrina (esperarla o seguirla)
un domingo de otoño no escuché más sus gotas
un filo de silencio degolló mi sueño…
una tarde de junio, golondrina lejana,
en el mismo cielo donde dibujaba su vuelo de ja
pintó una sombra con un cincel de eclipse
y me vino esta noche que tengo desde entonces

 
hoy le veo sus vuelos apresados en fotos
los vuelos que no fueron, esos que no aprendí
dolor del aire de este cielo blanco
sin sus alas de ja…
…ala de risa
no llovió más desde sus dedos ninguna siesta del invierno
con su chispa de gotitas con forma de ja
el corazón seguirá confuso de retumbos
no entenderá bien y también confundirá
los repiques de la madrugada con las tímidas gotas

 
el día de sequía no dormí el remolino
de palabra y guitarra
y seguí yendo lejos,
no el lejos de línea,
el lejos profundo del tornado
el lejos elíptico y final de la galaxia.

(perdón amigo Egb, te saqué de un plumazo, hablando de alas, pero esto va mejor… aunque nada sea peor… Abrazo)




domingo, 13 de diciembre de 2009

El cielo






Las letras en el cielo para evitar la asfixia
el duro pavimento del papel solitario
las letras confundidas con estrellas
las letras cansadas tomando aire
la brisa sutil de la noche
esta noche sin lluvias
sin las nubes de aquí ni sus tormentas
los mundos que no sé
los días que no existen
el tiempo sin construir
esperando ciclos de luz 
que le inventen un calendario


quiero irme por ese  cielo como siempre
quiero volar y dejar atrás este abajo cansado
estas puertas cerradas, estas ventanillas
de los días que pasan...
quiero irme por ese cielo...
pero ahí,
 con mínimas estrellas
aparece tu suave geometría constelada
y me quedo mirando como siempre
con la lengua y las manos incapaces
y la palabra inútil, lejana y tirada al mar


las letras en el cielo 
la pantalla de sueño donde estás
y este pequeño cielo mi sueño de pantalla
que habitan fotogramas de tu risa
la foto de mi sueño y sus letras al cielo
tu risa atrapada en cielos de pantallas


constelación de vos y varias veces vos
y las letras en el cielo 
una imposible vía láctea
mi frustrado río hacia tu corazón.










jueves, 10 de diciembre de 2009

Delincuentes

Sí mi amigo, delincuentes
usted con su rayo de agua y su guitarra
yo con mi palabra en pie de amor y mi rayo de tinta
con nuestras tormentas silenciosas
con nuestra costumbre de contramano
y nuestra alergia a los motores
borrachos más que nada de silencio
con la soledad aferrada a la piel como un estandarte
despertamos las sospechas de los señores
del azul tristón (gracias Lucho M)
y su remolino azul histérico...


te acordás cuando las noches eran más quietas
cuando aún no imaginábamos ningún Estilóbato posible
cuando las noches eran más quietas que nosotros
y nadie nos miraba el caminar como amenaza...


si te acordás, olvidalo, no vaya y nos mate
un puntapié de la nostalgia
si te acordás, olvidate de las sombrías veredas
del quinto bulevar
y usá la siesta o esa avenida
donde los pájaros no duermen...


porque efectivamente somos delincuentes
vos con tu rayo de agua y tu guitarra
que destella a veces...
yo con mi palabra que ya no aclara nada
y mi tinta de canto que anochece


habrá que irse a dormir
y meternos en nuestras libres cárceles de sueño.


Somos delincuentes ya lo sabemos...
y quizá por eso seguimos caminando solos.
Hermano.




(te invito a las sierras que hace unos años inventé acá en estas malditas pantallas, por las que estaremos condenados a caminar, para que nadie nos sospeche.... o sí.  El sitio es éste amigo: 


 http://viaravacharava.blogspot.com/


 hoy lo abro y de a poco levantaré las ruinas del mismo que dejó geocities. Un abrazo absoluto y fuera de toda estúpida ley.

jueves, 3 de diciembre de 2009

El quinto bulevar




(click para escuchar) 
El quinto bulevar

no tiene una pequeña terminal

ni todo iba mejor en una esquina 
le duele una herida en la mitad
por donde fluyen sueños de motor
y algún grito de alcohólica trasnoche


El quinto bulevar 
tiene casas ancianas y ese umbral
que quiebra una canción justo en el medio
de un llanto de duendes sin hogar
y allí dibuja insomnios de papel
mi rayuela de música y asfalto


Allí duda la ley de tu camino
pregunta si tu cara es de verdad
sospecha del corazón sin uniforme
condena su paso sin motor
y el insomnio de amor es un delito


El quinto bulevar
sin canto ni vereda de Chopin
pateó un grito de gol en una punta
y en la otra algún error municipal
la flor ilusa, vil ciencia-ficción
marchita en un semáforo callado


Al quinto bulevar
le sobran los adioses de estación
y su alma paralela al tren maldito
recorre los andenes de mi edad
donde descienden sueños sin final
pasajeros de místicas tormentas.








viernes, 27 de noviembre de 2009

La duda infinita



la Princesa ríe...
carcajada-escolar
se asoma de su escondite de días-milenio
y es una flor que duele de belleza
se esconde en su asomo de ciber-sueño
y es un dolor bello con sonrisa
un saltito de gorrión lloviendo el aire
Fulgor del cielo enceguecido
esa luz es esta flor que me late
latido de ayer adolescente
sonriente sueño colegial me desmorona
la tierra seca de este ahora lejano de sus días
carcajada-escolar
cascada fresca de eucalipto y río


... de tus íconos grises y callados
a tu lluvia de luz fotografiada,
de tu pequeño ayer de sueños de luz baja
a tu nuevo mueble-barra de pantallas,
(el escondite sutil de lo que muestras)
la distancia es marítima y de tan extensa es nada


la Princesa ríe ahí afuera (acá adentro del sueño)
cascada fresca de eucalipto y río
¿qué maldita compuerta le impuso mi torpeza a su diluvio?




(si tu risa ya era un sol en aquel año maldito, ¿cómo soplo hoy estas nubes?)


domingo, 22 de noviembre de 2009

Caminá!

caminá, merodeate, remordete, caminate las ruinas
que ya es tarde
caminá por la vereda de la luz (que no es luz)
no vaya a ser que un capitán te desbarranque
no vaya a ser que un remolino de luz
te destiña la poca sombra que te queda


caminate, no pares, ni te agites
no detengas la mirada, caminá
ya no te quedan luces de verdad
caminate, merodeate, caminate las ruinas
que ya es tarde para todo


caminá por la niebla infinita que heredaste
de andá a saber qué pantano
de qué tugurio del sueño


caminá, circulá, mordete el humo 
de todos tus incendios
no vaya a ser que las flores
de primaveras imposibles se te afixien


caminá, merodeate, andate por dentro
desandate el millón de bulevares
y volvete a ver si encontrás al menos
un fósforo, una astilla diminuta de luz


caminá y deslatite el corazón
desandá las esperas
deslatite y destilate en un canto
caminá la guitarra aunque te duela
caminate la voz exhausta de madrugadas


caminate y entrá en ritmo solitario
que el corazón en un ahogo
te está pidiendo una tregua
caminá, no te detengas, no mires, no busques...
que ya no es tuya la mañana


caminate, merodeate, circundate, 
y elegí en cuál ruina te parás a descansar
y elegí un camino de regreso 
a lo que creas hoy tu casa
... y después de que te hayas
caminado, merodeado, deslatido, destilado
desandado, desbarrancado...
... y despertado...
andate a dormir que te conviene.




miércoles, 18 de noviembre de 2009

el aroma



ese aroma
ese aroma indescriptible
que me toca todo desde la noche
y miro al cielo y no me importa nada
sólo quiero el aroma indescriptible
y la humedad y me renazco
aunque sé que me voy muriendo en cada paso
y me remuero para renacer despierto
el increíble aroma de tu ausencia
la indescriptible quietud de lo quieto
que una vez se movió
lo que se movió, cuando está quieto tortura
(el colectivo quieto que no avanza)
y el quiebre azul de un cielo roto
te miro aunque no estás
te sueño lloviendo en mi
con gotas de cabellos húmedos de amor
como las sábanas áridas de mi sueño solo
como el sueño árido de mis sábanas solas
húmedo de inexplicable amor
como este pie de mi palabra que embarra y embarra...


aroma indescriptible de cielo deslizado
llevame el manantial afuera
inventame una tormenta
fisurame con un eléctrico brillo
las ventanas cerradas
sacame de mi nombre sin calma
porque llorar para adentro
duele más




El-Tonto-de-la-Lluvia